Autógrafo del Magnificat en Re Mayor, BWV 243. Primera página del primer movimiento "Coro",
Compuesto por Johannn Sebastian Bach (1685-1750),
Escrito en 1732-1735,
Tinta sobre papel
© Staatsbibliothek zu Berlin - Preußischer Kulturbesitz - Musikabteilung / Wikimedia

Autógrafo del Magnificat en Re Mayor, BWV 243. Primera página del primer movimiento "Coro",
Compuesto por Johannn Sebastian Bach (1685-1750),
Escrito en 1732-1735,
Tinta sobre papel
© Staatsbibliothek zu Berlin - Preußischer Kulturbesitz - Musikabteilung / Wikimedia

Evangelio del 31 de mayo de 2022

Mi alma proclama la grandeza del Señor

Lucas 1:39-56

María se puso en marcha y se dirigió lo más rápidamente posible a una ciudad de la región montañosa de Judá. Entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. En cuanto Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó en su vientre e Isabel se llenó del Espíritu Santo. Dio un fuerte grito y dijo: "De todas las mujeres, tú eres la más bendita, y bendito es el fruto de tu vientre. ¿Por qué he de ser honrada con la visita de la madre de mi Señor? Porque en el momento en que tu saludo llegó a mis oídos, el niño de mi vientre saltó de alegría. Sí, bendita la que creyó que se cumpliría la promesa que le hizo el Señor".

Y María dijo:

'Mi alma proclama la grandeza del Señor

y mi espíritu se regocija en Dios, mi salvador;

porque ha mirado a su humilde sierva.

Sí, a partir de hoy todas las generaciones me llamarán bendecido,

porque el Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí.

Santo es su nombre,

y su misericordia se extiende de edad en edad para los que le temen.

Ha demostrado la potencia de su brazo,

ha derrotado a los orgullosos de corazón.

Ha derribado a los príncipes de sus tronos y ha exaltado a los humildes.

A los hambrientos los ha llenado de bienes, a los ricos los ha enviado vacíos.

Ha venido en ayuda de Israel, su siervo, consciente de su misericordia

- según la promesa que hizo a nuestros antepasados -

de su misericordia para con Abraham y sus descendientes para siempre".

 

María se quedó con Isabel unos tres meses y luego volvió a su casa.

Reflexión sobre el manuscrito musical

La obra de hoy es un manuscrito de Johann Sebastian Bach. Se trata de su primera gran composición litúrgica basada en un texto latino: una composición musical del cántico bíblico del Magnificat (Bach ref. 243), tal como se recoge en nuestra lectura del Evangelio de hoy. Está programado para cinco partes vocales (dos sopranos, contralto, tenor y bajo), y una orquesta barroca que incluye trompetas y timbales. El Magnificat es el discurso más largo registrado de María en la Revelación Divina, y se presta maravillosamente a ser musicalizado. El corazón de María se muestra en esta hermosa oración, y la música puede ayudarnos a entrar en su profunda adoración a Dios y a apreciar la misión que le encomendó.

 

La lectura de hoy es un hermoso pasaje del Evangelio en el que participamos plenamente en la conversación entre María e Isabel. Esta última alaba a María no por estar embarazada, sino por tener fe en las palabras del ángel y aceptar la llamada de Dios. María es el mejor ejemplo de decir "sí" a Dios. Confió plenamente en Dios y dejó que Él hiciera su obra en ella. Más adelante en nuestro pasaje escuchamos la hermosa oración del Magnificat de María, donde vemos esta aceptación de su llamada en acción. Lo acepta con alegría, entusiasmo y esperanza. Durante la oración de la tarde rezamos el Magnificat todos los días. Al hacerlo, compartimos la confianza y la generosidad de espíritu de María. Cada vez que decimos o cantamos esas palabras, también nosotros podemos responder a la llamada de Dios con un "¡Sí!" exultante.

Compartir esta lectura del Evangelio

¿Te ha gustado esta lectura del Evangelio y la reflexión sobre el arte?

Participa en el debate sobre esta obra de arte y la lectura del Evangelio

Suscríbase a
Notificar a
4 Comentarios
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios
Charles Marriott
Miembro
Charles Marriott(@chazbo)
Hace 3 meses

El propio Bach es un excelente ejemplo de cómo Dios ilumina nuestro mundo.

Patricia O'Brien
Miembro
Patricia O'Brien(@marispiper)
Hace 3 meses
Responder a  Charles Marriott

¡No podría estar más de acuerdo Chazbo! Fabuloso ver ese manuscrito - todas esas partes 🙄

Andy Stoker
Miembro
Andy Stoker(@rufustfirefly)
Hace 3 meses

"...ha derrotado a los soberbios de corazón. Derribó a los príncipes de sus tronos y exaltó a los humildes. A los hambrientos los colmó de bienes, a los ricos los despidió vacíos". Si alguna vez la Iglesia necesita un recordatorio de lo que debe hacer y cómo debe hacerlo, María puede ayudarla.

Charles Marriott
Miembro
Charles Marriott(@chazbo)
Hace 3 meses
Responder a  Andy Stoker

Bien dicho, Andy.

Lecturas relacionadas con Lucas 1:39-56

16 de agosto de 2020

Lucas 1:39-56

El Todopoderoso ha hecho grandes cosas por mí

24 de diciembre de 2019

Lucas 1:67-79

El canto de Zacarías

24 de diciembre de 2021

Lucas 1:67-79

'Tú, pequeño, serás el profeta de la...

19 de diciembre de 2019

Lucas 1:5-25

El ángel, Zacarías e Isabel

Únase a nuestra comunidad

Además de recibir nuestra Lectura Diaria del Evangelio y la Reflexión sobre el Arte, el registro de una membresía gratuita le permite: 

La misión de Arte Cristiano es ofrecer una lectura diaria del Evangelio emparejada con una obra de arte relacionada y una breve reflexión. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a acercarse a Dios a través del magnífico maridaje entre el arte y la fe cristiana.

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Únase a las más de 40.000 personas que reciben diariamente nuestra Lectura del Evangelio y Reflexión Artística

Ir al contenido