Casco romano,
Romano-británico, siglo I
Casco de caballería de bronce, estañado
© British Museum, Londres

Casco romano,
Romano-británico, siglo I
Casco de caballería de bronce, estañado
© British Museum, Londres

Evangelio del 18 de septiembre de 2023

El centurión dijo: "No soy digno de tenerte bajo mi techo".

Lucas 7:1-10

Cuando Jesús llegó al final de todo lo que quería que la gente escuchara, fue a Capernaum. Un centurión tenía allí un siervo, uno de sus favoritos, que estaba enfermo y a punto de morir. Habiendo oído hablar de Jesús, le envió algunos ancianos judíos para pedirle que viniera a curar a su siervo. Cuando llegaron a Jesús, le suplicaron encarecidamente. "Se lo merece -le dijeron-, porque es amigo de nuestro pueblo; de hecho, es el que construyó la sinagoga". Jesús fue con ellos y no estaba muy lejos de la casa cuando el centurión le avisó por medio de unos amigos: "Señor -dijo-, Señor, no te molestes, porque No soy digno de que entres en mi casa, y por eso ni siquiera me consideré digno de salir a tu encuentro, sino que di la palabra y deja que mi siervo se cure. Porque yo mismo estoy bajo autoridad, y tengo soldados a mi cargo; y a uno le digo: Ve, y va; a otro: Ven aquí, y viene; a mi siervo: Haz esto, y lo hace". Al oír estas palabras, Jesús se asombró de él y, volviéndose, dijo a la multitud que le seguía: "Os digo que ni siquiera en Israel he encontrado una fe como ésta.' Cuando los mensajeros volvieron a la casa, encontraron al siervo en perfecto estado de salud.

Reflexión sobre el casco romano del siglo I

Las palabras del centurión en la lectura del Evangelio de hoy han llegado a nuestra Eucaristía, 'Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo, pero sólo di la palabra y mi alma se curará'. El centurión romano mostró una humildad y una fe tremendas. En primer lugar, habló como un pagano que no quería que Jesús, el judío, incumpliera la ley judía al entrar en casa de un pagano. Puso a Jesús en primer lugar y no quiso causarle ningún problema. En segundo lugar, el centurión también mostró una fe tremenda en el poder vivificador de la palabra de Jesús: 'Sólo di la palabra y mi siervo será curado'. Una declaración de fe muy poderosa.

La lectura del Evangelio sugiere que la fe puede encontrarse en las personas más inverosímiles y que nunca debemos cuestionar quién es una persona de fe y quién no.

Nuestro casco romano data del siglo I y podría ser muy similar al que llevaba el centurión. El casco protegía la cabeza del usuario con un casco interior de hierro y un protector de cuello. Los soldados normales llevaban un casco sencillo, casi siempre sin los laterales metálicos. Sólo los generales y centuriones llevaban carrilleras laterales de metal, en lugar de cuero, para mayor protección.

Compartir esta lectura del Evangelio

¿Te ha gustado esta lectura del Evangelio y la reflexión sobre el arte?

Participa en el debate sobre esta obra de arte y la lectura del Evangelio

Notify of
35 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
Polly French
Miembro
Polly French
Hace 5 meses

Nunca conocemos el poder de nuestras palabras, ¡buenas o malas! ¡Mirad cómo han perdurado las palabras del centurión! Cuando buscamos voluntarios en nuestra parroquia, la gente suele responder que no se sienten dignos. Tienen razón, ninguno de nosotros lo somos, ¡pero Dios nos ama pase lo que pase! Alabemos a Dios y démosle gracias por toda la misericordia que nos ha mostrado. Amén.

Mark Crain
Miembro
Mark Crain
Hace 5 meses

Pienso en la analogía de Pablo con los soldados romanos en su carta a los Efesios "Toda la armadura de Dios": "...el yelmo de la salvación...".
Ofrecía una poderosa protección. Que la armadura de Dios nos proteja contra las artimañas del diablo.

Pauline Wood
Miembro
Pauline Wood
Hace 5 meses

Sólo quería decir lo mucho que me ha gustado ver este increíble casco dorado justo antes de leer el relato de Lucas esta mañana. ¡Qué piedra de toque tan increíble para aquellos días y tan brillante! ¿Os imagináis aquel ejército marchando en un día luminoso, reflejando el sol y brillando con fuerza?

Hoy me ha impresionado la obediencia de Jesús, su acuerdo de ir con los ancianos judíos ante su ferviente súplica porque reconocían al centurión como un buen hombre, un hombre que era "amistoso con nuestro pueblo; de hecho, es el que construyó la sinagoga". Jesús les escuchó, respondió a esta petición transcultural (de unidad) de gracia y se fue con ellos. Creo que es un bello ejemplo del amor y la compasión de Dios, desencadenados por la confianza, la esperanza y la empatía común entre los que podían ser y eran enemigos.

Cómo valoraban esa amistad esos ancianos judíos. Me hace pensar en el antisemitismo. Las palabras "son amistosos con nosotros" debieron susurrarse muchas veces, sobre todo durante la Segunda Guerra Mundial. Jesús demuestra aquí que Dios valora especialmente a las personas que son amistosas con los judíos e incluso a las que ellos cuidan en este relato evangélico.

Gracias a todos por vuestras maravillosas observaciones de hoy. Realmente enriquecen mis días.
Y gracias por todas las oraciones de intercesión por mi compañera feligresa. Por favor, acordaos de ella, de su familia y de todos aquellos que luchan con su salud mental y a los que les resulta más difícil elegir la vida antes que la muerte.

Sacratísimo Corazón de Jesús, ten piedad de nosotros.

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Pauline Wood

Amén de

Andy Bocanegra
Miembro
Andy Bocanegra
Hace 5 meses

Me asombra la humildad del centurión. Parece que era un verdadero líder y que realmente se preocupaba por la gente que le rodeaba. El pueblo judío incluso se volcó con él diciéndole a Jesús lo amable que era y cómo había construido la sinagoga para ellos. Me gustaría creer que el centurión acabó convirtiéndose al cristianismo.

Polly French
Miembro
Polly French
Hace 5 meses
Responder a  Andy Bocanegra

¡La humildad en los líderes de hoy en día Andy no parece ser un valor digno de tener tristemente! ¡No es una cualidad tan atractiva también!

Noelle Clemens
Miembro
Noelle Clemens
Hace 5 meses

El Imperio Romano sentó las bases de Europa como un todo semicohesionado, en lugar de un batiburrillo de tribus enfrentadas. Fue un logro masivo que nos ha dejado monumentos como el Panteón, el Puente del Gard y el Muro de Adriano, sistemas de hormigón, alcantarillado y agua, calefacción por suelo radiante y este práctico casco, que se habría fabricado en serie, pero a mano, para el ejército imperial..... Quizá nuestro centurión llevara algo muy parecido.
Me encanta este relato, que ancla firmemente la vida de Jesús en su contexto histórico y político, pero con un matiz transcultural realmente personal e interesante. ¿Acaso el centurión había oído hablar a Jesús o le había visto curar? Imagino que los soldados pensaban basándose en pruebas, así que ver era creer. Quizá fuera un erudito manqué y conociera las Escrituras hebreas, donde se predice al Cristo. ¿Y en qué idioma se comunicaban? - tal vez el centurión tenía conocimientos básicos de arameo; y sus amigos, que transmitían el mensaje, ¿qué idioma utilizaban? - nadie menciona nunca que Jesús hablara latín. El centurión recibió dos dones: la curación de su siervo y la inmortalidad de sus palabras, incorporadas a la Eucaristía. Su nombre se nos ha perdido, pero alabamos a Dios por sus palabras y su ejemplo de fe.

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  Noelle Clemens

Una muy buena ampliación del pasaje bíblico Noelle. Gracias.
Podríamos añadir también que el Imperio Romano permitió la expansión del cristianismo?

Noelle Clemens
Miembro
Noelle Clemens
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Absolutamente, aunque ha estado a punto de naufragar en algunos momentos y en algunos lugares.... siempre se ha mantenido firme, d.g.

John Hobbs
Miembro
John Hobbs
Hace 5 meses
Responder a  Noelle Clemens

¿Qué nos han dado los romanos?

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  John Hobbs

¡Lol!

Mary Ann Payne
Miembro
Mary Ann Payne
Hace 5 meses

El Centurión es mi modelo de oración de intercesión por los enfermos.. En un gesto desinteresado, el Centurión pide en nombre de otro y Jesús cura sin ver ni tocar al siervo.

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Mary Ann Payne

¡Gran y verdadera observación Mary Ann!

Pauline Wood
Miembro
Pauline Wood
Hace 5 meses
Responder a  Mary Ann Payne

¡¿Yo tampoco creo que Jesús conociera al Centurión?!

Pauline Wood
Miembro
Pauline Wood
Hace 5 meses
Responder a  Pauline Wood

En realidad, en el relato de Mateo, sí se encuentra con él.

Zeffi
Miembro
Zeffi
Hace 5 meses

El artefacto: este casco romano indica una forma de guerra muy diferente a la actual. En los conflictos de los siglos XX y XXI, el énfasis se pone en el camuflaje, relegando la "ostentación" únicamente a las ocasiones ceremoniales; en el mundo antiguo, se trataba más bien de ser vistos y de impresionar al enemigo. La visión de una o dos legiones romanas marchando con los cascos relucientes y las puntas de lanza relucientes debía de ser aterradora.
Resulta paradójico que, mientras que los cascos modernos no son más que bonetes funcionales fabricados a máquina y ornamentados (si se puede llamar así) con alguna tela elástica de camuflaje, tal vez una o dos ramitas de vegetación, este casco hecho a mano combina las características de tres metales y está ornamentado hasta el detalle de la oreja. Todo un alarde de conocimientos y destreza metalúrgica y herrería.

El Evangelio: un romano culturalmente sensible y probablemente culto (o posiblemente de algún lugar del Imperio, pero que cumple los criterios para el rango), en buenas relaciones con los ancianos judíos de Cafarnaún, que también son lo suficientemente abiertos de mente como para ponerse en contacto con Jesús en su nombre. Además, este romano ha construido (al menos, ha proporcionado los fondos y los permisos de planificación) la misma sinagoga en la que el sábado Jesús había leído la lección, enseñado y curado al hombre de la mano seca.

El centurión había oído hablar claramente de que Jesús había curado a tanta gente en aquella ciudad, y estaba lo bastante impresionado y convencido de la verdad como para pedirle ayuda para su criado. En su posición, dentro de las fuerzas romanas locales, el acto de fe del centurión es extraordinario: si Jesús hubiera rechazado su petición, habría sido humillado públicamente, y sin embargo le ofreció a Jesús esa misma opción.

Tantas preguntas: ¿quiénes eran los fariseos que desafiaron a Jesús en la sinagoga aquel día? ¿gente de la congregación local o agitadores forasteros? ¿Por qué era necesaria una nueva sinagoga, o se trataba simplemente de un desarrollo adicional? ¿Y cómo llegó esta congregación judía a aceptar la contribución de un gentil?

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Zeffi

Interesantes preguntas Zeffi- a las que probablemente nunca sabremos la respuesta.

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  spaceforgrace

De acuerdo SFG. Se plantean preguntas interesantes, pero lamentablemente no se me ocurre ninguna respuesta. Una legión constaba de unos seis mil hombres, creo. Dividida en cohortes y las cohortes divididas en centurias. El esplendor de Roma.
Si le gusta la música, podría interpretar los Pinos de la Vía Apia, de Ottorino Resphigi. Se cree que representa a un ejército romano conquistador que regresa a Roma por la Vía Apia.

Noelle Clemens
Miembro
Noelle Clemens
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Gracias por el consejo, Chazbo.

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

He escuchado esto en vivo es una pieza inteligente de la música

John Hobbs
Miembro
John Hobbs
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Una pieza musical interesante. En la versión que escuché, el oboísta parecía un encantador de serpientes.

Patricia O'Brien
Miembro
Patricia O'Brien
Hace 5 meses

Me encanta el Evangelio de hoy, la reflexión de hoy, y ver el casco no hace sino aumentar la realidad de este acontecimiento. Sí, ese hombre era una persona real. Me pregunto cómo se llamaba.
De hecho, diría que éste, junto con el ciego de la piscina, son los dos evangelios que sostienen mi fe. Ambos tienen el timbre de la verdad absoluta, que está en los pequeños detalles - como el Centurión entendiendo la autoridad, diciéndole a Cristo que le dice a un hombre 'Ven aquí, y él viene' sin mencionar esas maravillosas palabras suyas que ahora tenemos el privilegio de pronunciar en nuestra Misa, justo antes de recibir el Santísimo Sacramento. Gracias sean dadas a Dios.

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  Patricia O'Brien

Sí, Patricia, la historia tiene un toque de verdad en los pequeños detalles. Eso se ve a menudo en los Evangelios, lo que hace que el mensaje cobre vida vívidamente. Ayer me perdí algunos mensajes excelentes porque me quedé dormida en el sofá.

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses

No puedo evitar sentirme muy impresionado por el Imperio Romano, aunque, por supuesto, se estableció mediante una gran violencia. Una vez conquistado tu país y pacificados los salvajes barbudos, tuviste mucha suerte de formar parte de la Pax Romana.
Este casco muestra su tecnología militar: solapas articuladas, protección del cuello bien diseñada e incluso algo de decoración.
Aprendimos sobre la destrucción del Templo y el sometimiento de los judíos cuando se rebelaron en el año 70 d.C. (predicho por Jesús cuando estaba vivo). Fue extraordinariamente violenta, con seis legiones e interminables crucifixiones.
Ojalá tuviéramos la fe del centurión. Ahora debe de estar en el cielo con Nuestro Señor. Te rogamos que nos mires, fiel servidor de Roma y seguidor de Jesús.

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Lamento discrepar en tu valoración de la ocupación de Gran Bretaña por los romanos, Chazbo. Los "salvajes" barbudos a los que te refieres eran en general gente pacífica y los romanos no los conquistaron del todo, sobre todo en el norte y el oeste. La mayoría se retiró en lugar de luchar, y los que se quedaron convivieron y se cruzaron, formando una comunidad romano-británica estable que, según demuestran las pruebas actuales, interactuó comercial y culturalmente entre sí. Unos cientos de años más tarde, los romanos se habían ido, por supuesto. La antigua administración romana no pudo sobrevivir. Es una lección que nunca se aprende, ni siquiera hoy en día.
Creo que el centurión de la lectura ejemplifica este aspecto, a menudo no reconocido, de las ocupaciones romanas. Este hombre tenía una buena relación con sus siervos, los trataba bien. Es amable con los ocupados y les ayuda a seguir su propia cultura, incluso les ayuda a construir un lugar de culto. Sólo habla de controlar a sus propios soldados. Trata a Jesús con cortesía y respeto.
Podríamos discutir si fueron los judíos, o los romanos, los responsables últimos de la muerte de Jesús, pero eso es para otro día.
Al final, la ocupación romana de las tierras judías también llegó a su fin.
Sin embargo, el catolicismo ha sobrevivido. Ha perdurado más que cualquier imperio desde los romanos, y seguirá haciéndolo. Ofrece mucho más de lo que podía ofrecer el paganismo. Este humilde centurión lo sabía, y en todas las misas de hoy, dondequiera que se digan, se repetirán estas palabras en todo el planeta. En pequeñas reuniones o en grandes catedrales, estas palabras resuenan a lo largo de los milenios. Esto es lo que ha sobrevivido y no deja de llenarme de humildad.

Patricia O'Brien
Miembro
Patricia O'Brien
Hace 5 meses
Responder a  spaceforgrace

Buenos días SFG - Estoy de acuerdo con su resumen sobre nuestra iglesia y las palabras del Centurión - nos sentimos humildes y privilegiados por pronunciarlas. Además, he comprendido mejor las armoniosas comunidades que los romanos establecieron en Gran Bretaña visitando Vindolanda en Northumberland. Verdaderamente revelador.

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Patricia O'Brien

No he estado allí, pero sé que se están llevando a cabo obras fascinantes. Me recuerda una cita: "Si quieres llevarte bien con tu vecino, construye una valla".

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  spaceforgrace

Pues yo me quedo con los barbudos porque fueron los romanos los que tuvieron la idea del afeitado y la tecnología para crear las cuchillas tan afiladas que se necesitaban. ¡¡¡Creo que el señor Gillette puede descender de un barbero franco-romano!!! Lol 🙂 .

spaceforgrace
Miembro
spaceforgrace
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

¡Podríamos tener una discusión sobre las barbas Chazbo! Por supuesto, la tradición muestra que Jesús tenía barba, aunque una imagen temprana de Él lo muestra sin barba. ¿Dónde se encontró? En Roma...tampoco estoy seguro de que los romanos inventaran el afeitado pero me alejaré aquí.

Noelle Clemens
Miembro
Noelle Clemens
Hace 5 meses
Responder a  spaceforgrace

Según el profesor Google, el afeitado correcto, en contraposición a arrancarse los pelos, comenzó hace unos 60.000 años, utilizando piedras de obsidiana afiladas y conchas de almeja. Los egipcios eran grandes aficionados a esta práctica ..... ¿cómo hemos llegado a esto? Ah, sí, ¡los bárbaros barbudos!

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  Noelle Clemens

Sí, Noelle. Adiviné que el afeitado era un invento romano, pero creo que lo llevaron a nuevos niveles. Llevar barba era bastante descortés en la educada sociedad romana. ¿Es una coincidencia que la barba esté de moda hoy en día?

Noelle Clemens
Miembro
Noelle Clemens
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Mmm, una idea interesante. Prefiero bien afeitado, de lo contrario me pregunto qué se esconde en la maleza...

Chazbo M
Miembro
Chazbo M
Hace 5 meses
Responder a  spaceforgrace

Tu último párrafo, SFG, es de lo más poético e inspirador. El cristianismo ha sobrevivido porque habla al corazón de la gente. Los jóvenes hablan hoy de "apropiación cultural", pero el cristianismo es el mayor ejemplo de "apropiación cultural" de la historia. Una creencia que comenzó en un remanso del Imperio Romano ha sido adoptada por cientos de culturas diferentes de todo el mundo.

Andy Bocanegra
Miembro
Andy Bocanegra
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Como ya he dicho antes. Agradezco la colonización europea del Nuevo Mundo porque trajeron consigo el cristianismo, concretamente el cristianismo católico.

Noelle Clemens
Miembro
Noelle Clemens
Hace 5 meses
Responder a  Chazbo M

Me encantaría conocerlo...

Lecturas relacionadas con Lucas 7:1-10

16 de septiembre de 2020

Lucas 7:31-35

¿Qué descripción puedo encontrar para la gente de...

19 de septiembre de 2019

Lucas 7: 36-50

Había traído consigo una jarra de alabastro de oi...

13 de septiembre de 2021

Lucas 7:1-10

Jesús se asombró del centurión

16 de septiembre de 2019

Lucas 7: 1-10

El centurión y su siervo

Únase a nuestra comunidad

Además de recibir nuestra Lectura Diaria del Evangelio y la Reflexión sobre el Arte, el registro de una membresía gratuita le permite: 

La misión de Arte Cristiano es ofrecer una lectura diaria del Evangelio emparejada con una obra de arte relacionada y una breve reflexión. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a acercarse a Dios a través del magnífico maridaje entre el arte y la fe cristiana.

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Únase a las más de 70.000 personas que reciben diariamente nuestra Lectura del Evangelio y Reflexión Artística

Ir al contenido