La resurrección del hijo de la viuda de Naín,
Pintado por Wilhelm Kotarbinsky (1849-1921),
Óleo sobre lienzo,
Pintado en 1879
© Museo Nacional de Varsovia

La resurrección del hijo de la viuda de Naín,
Pintado por Wilhelm Kotarbinsky (1849-1921),
Óleo sobre lienzo,
Pintado en 1879
© Museo Nacional de Varsovia

Evangelio del 17 de septiembre de 2019

La resurrección del hijo de la viuda de Naín

Lucas 7:11-17

Jesús fue a una ciudad llamada Naín, acompañado de sus discípulos y de un gran número de personas. Cuando estaba cerca de la puerta de la ciudad, sucedió que sacaban a un muerto para enterrarlo, hijo único de su madre, que era viuda. Y un número considerable de la gente del pueblo estaba con ella. Cuando el Señor la vio se compadeció de ella. No lloréis", dijo. Entonces subió y puso la mano sobre el féretro, y los portadores se detuvieron, y dijo: 'Joven, te digo que te levantes'. Y el muerto se incorporó y empezó a hablar, y Jesús se lo entregó a su madre. Todos se llenaron de temor y alabaron a Dios diciendo: 'Ha aparecido entre nosotros un gran profeta; Dios ha visitado a su pueblo.' Y esta opinión sobre él se extendió por toda Judea y por toda la campiña.

Reflexión sobre la pintura sobre el cobre

Nuestro cuadro de hoy es obra de un artista polaco. Hijo de un noble polaco empobrecido, Wilhelm Kotarbinsky fue a Italia para aprender a pintar, y luego terminó en Rusia, donde construyó una carrera muy sólida en la pintura, principalmente con sede en Kiev. Era católico y siempre puso mucho cuidado e interés en pintar grandes escenas de género (nuestro cuadro mide 222 cm. de ancho; 7 pies) en las que los temas religiosos se situaban en paisajes que realmente nos sitúan en el entorno y el ambiente de la época de Jesús.

En primer plano vemos unos cardos muertos. Los cardos comestibles, como los que se muestran aquí, eran conocidos como plato de los pobres, por lo que en la pintura son un símbolo de la pobreza y el dolor. Al ser una planta resistente, el cardo crece en todos los lugares donde otras plantas no suelen hacerlo. Representa la supervivencia donde otras plantas no lo hacen... Pero aquí los cardos están muertos... reflejando el estado del hijo de la viuda de Naín. Estaba realmente muerto, no sólo enfermo. Tanto los cardos como el hijo muerto forman parte de la mitad izquierda del cuadro. Por el contrario, la mitad derecha, en la que está Jesús y resucita el cuerpo, se sitúa en un terreno verde, sano, fértil y con hierba. Incluso los cardos muestran allí vida y parecen mucho más sanos. Jesús está representado en medio de la realización de su milagro... no porque se lo hayan pedido, sino simplemente porque 'se sintió apenado' por esta viuda. Su compasión por ella hizo milagros...

Este tipo de pinturas son tan maravillosas de ver, ya que te sitúan justo en la escena. Aquí es donde el arte es una herramienta fantástica para evangelizar. En la oración, nuestras emociones nos llevan a sentirnos apenados por la viuda, a alegrarnos cuando volvió a la vida, a sentirnos asombrados por lo que hizo Cristo, etc. Todos estos sentimientos merecen ser rezados y dejados en evidencia. Pero la principal belleza de esta historia radica en ver a Jesús, que fue compasivo con la viuda, realizando el milagro sin que nadie se lo pidiera... Jesús, en su compasión, también puede reavivar nuestras propias vidas, para mejor, dándonos vida y alegría... Para que también nos enseñe a ser compasivos como Él...

Compartir esta lectura del Evangelio

¿Te ha gustado esta lectura del Evangelio y la reflexión sobre el arte?

Participa en el debate sobre esta obra de arte y la lectura del Evangelio

Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Lecturas relacionadas con Lucas 7:11-17

17 de septiembre de 2020

Lucas 7:36-50

Sus muchos pecados han sido perdonados, o ella ...

19 de septiembre de 2023

Lucas 7:11-17

La resurrección del hijo de la viuda de Naín

15 de diciembre de 2022

Lucas 7:24-30

El más pequeño en el reino de Dios es más grande que...

16 de septiembre de 2021

Lucas 7:36-50

Derramó lágrimas sobre los pies de Jesús

Únase a nuestra comunidad

Además de recibir nuestra Lectura Diaria del Evangelio y la Reflexión sobre el Arte, el registro de una membresía gratuita le permite: 

La misión de Arte Cristiano es ofrecer una lectura diaria del Evangelio emparejada con una obra de arte relacionada y una breve reflexión. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a acercarse a Dios a través del magnífico maridaje entre el arte y la fe cristiana.

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Únase a las más de 70.000 personas que reciben diariamente nuestra Lectura del Evangelio y Reflexión Artística

Ir al contenido