Cristo curando a un leproso,
Pintado por Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669),
Pluma de caña, tinta marrón y aguada con gouache blanco sobre papel,
Dibujado alrededor de 1650
© Rijksmuseum, Ámsterdam

Cristo curando a un leproso,
Pintado por Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669),
Pluma de caña, tinta marrón y aguada con gouache blanco sobre papel,
Dibujado alrededor de 1650
© Rijksmuseum, Ámsterdam

Evangelio del 16 de enero de 2020

Sintiendo pena por él, Jesús le tocó

Marcos 1:40-45

Un leproso se acercó a Jesús y le suplicó de rodillas: 'Si quieres', le dijo, 'puedes curarme'. Compadecido de él, Jesús le tendió la mano y le tocó. "¡Claro que quiero hacerlo! dijo. "¡Cúrate! Y la lepra le abandonó al instante y quedó curado. Jesús lo despidió inmediatamente y le ordenó con severidad: "No digas nada a nadie, pero ve a presentarte al sacerdote y haz la ofrenda por tu curación prescrita por Moisés como prueba de tu curación". El hombre se marchó, pero luego empezó a hablar de ello libremente y a contar la historia por todas partes, de modo que Jesús ya no podía entrar abiertamente en ninguna ciudad, sino que tenía que quedarse fuera, en lugares donde no vivía nadie. Aun así, la gente de los alrededores acudía a él.

Reflexión sobre el dibujo en papel

Una de las primeras palabras que notamos al leer el Evangelio de hoy es queCompadeciéndose de él, Jesús extendió la mano y lo tocó'. Sí, Jesús estaba lleno de compasión. Jesús no se limitaba a curar a la gente por obligación o para demostrar que al curar la gente escucharía lo que tenía que decir... No, no era todo cálculo en su ministerio. Jesús tenía una compasión genuina por la gente. Se preocupaba por la gente y sus necesidades. Cuando el leproso se acercó a Él, estaba genuinamente conmovido y molesto por la situación. Jesús no dudó ni un segundo en curar. Dice: "...".por supuesto que quiero curarte', en el que tocó al hombre.

Pero Jesús no tocó a cualquier hombre, no, tocó a un leproso. Tocó a alguien gravemente enfermo y contagioso. Los espectadores debieron ver con horror cómo Jesús extendía su mano. Al hacerlo, Jesús entró en el dolor físico y los síntomas de la enfermedad del leproso. Jesús se expuso a la enfermedad. Pero nada de eso le importaba a Jesús porque tenía compasión por este hombre. De nuevo, la compasión anula todo y cualquier preocupación que Él hubiera tenido. Probablemente el leproso no había sido tocado en años, así que también el abrazo, el toque de Jesús habría sido de tanta importancia para el leproso como la curación misma.

Cristo nos toca... pero nosotros también podemos tocar a Cristo... En palabras del Papa Francisco: 'Tocamos la carne de Cristo en los marginados, hambrientos, sedientos, desnudos, encarcelados, enfermos, desempleados, perseguidos, en busca de refugio'. Nuestro hermoso y sencillo dibujo de Rembrandt, refleja la belleza y la sencillez de tal gesto...

Compartir esta lectura del Evangelio

¿Te ha gustado esta lectura del Evangelio y la reflexión sobre el arte?

Participa en el debate sobre esta obra de arte y la lectura del Evangelio

Suscríbase a
Notificar a
0 Comentarios
Retroalimentación en línea
Ver todos los comentarios

Lecturas relacionadas con Marcos 1:40-45

11 de enero de 2022

Marcos 1:21-28

A diferencia de los escribas, les enseñó con autoridad

13 de enero de 2020

Marcos 1:14-20

Seguidme y os haré pescadores de hombres

10 de enero de 2022

Marcos 1:14-20

'Seguidme y os haré pescadores de ...

24 de enero de 2021

Marcos 1:14-20

Os haré pescadores de hombres

Únase a nuestra comunidad

Además de recibir nuestra Lectura Diaria del Evangelio y la Reflexión sobre el Arte, el registro de una membresía gratuita le permite: 

La misión de Arte Cristiano es ofrecer una lectura diaria del Evangelio emparejada con una obra de arte relacionada y una breve reflexión. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a acercarse a Dios a través del magnífico maridaje entre el arte y la fe cristiana.

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Únase a las más de 40.000 personas que reciben diariamente nuestra Lectura del Evangelio y Reflexión Artística

La etiqueta que se muestra junto a la casilla de aceptación de las condiciones. Añada la suya propia para personalizarla o déjela en blanco para utilizar el marcador de posición de texto predeterminado.