La parábola del tesoro escondido,
Ejecutado por Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669),
Óleo sobre tabla,
Ejecutado en 1630,
Colección Esterhazy, Museo de Bellas Artes de Budapest

La parábola del tesoro escondido,
Ejecutado por Rembrandt Harmenszoon van Rijn (1606-1669),
Óleo sobre tabla,
Ejecutado en 1630,
Colección Esterhazy, Museo de Bellas Artes de Budapest

Evangelio del 31 de julio de 2019

La parábola del tesoro escondido

Mateo 13: 44-46

Jesús dijo a las multitudes: 'El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo que alguien ha encontrado; lo esconde de nuevo, se va feliz, vende todo lo que tiene y compra el campo.

Además, el reino de los cielos es como un mercader que busca perlas finas; cuando encuentra una de gran valor va y vende todo lo que tiene y lo compra.'

Reflexión sobre la pintura

Rembrandt divide su cuadro en diagonal por la mitad (desde la esquina superior derecha hasta la inferior izquierda). La mitad superior izquierda representa un paisaje con montañas y una ciudad en la distancia. La mitad inferior derecha muestra a un hombre frente a un tesoro que acaba de descubrir. Sin embargo, no está mirando el tesoro, sino que está mirando a la mitad superior izquierda, al paisaje, al infinito, en meditación, quizás rezando. Este hombre ya ha superado el punto en el que el rico tesoro le impresionó inicialmente. Podemos verle ya pensando en lo que va a hacer a continuación: ahora que ha encontrado el tesoro escondido que anhelaba, está decidido a vender todo lo que tiene para poder comprar el campo.

Bien, ahora profundizando un poco más en el cuadro, vemos a lo lejos la ciudad y al frente estamos claramente en una ladera... Jesús fue crucificado en el Monte Calvario que se encuentra fuera de las murallas de la ciudad de Jerusalén... Por lo tanto el tesoro que el hombre descubrió es efectivamente Cristo mismo. Junto a la pala del hombre se encuentra un ramo de acanto silvestre, y como ya hemos mencionado en anteriores reflexiones diarias, el acanto es símbolo de la vida duradera... ¡Esto afirma que el tesoro que el hombre encontró es eterno!

La parábola de hoy nos muestra la invitación a desprendernos de todo lo que tenemos y poseemos, para obtener algo inestimablemente mayor. El valor de la salvación supera con creces cualquier cantidad que un pobre pueda reunir para intentar adquirirla. Rembrandt se dio cuenta de ello, ya que tuvo muchos traumas en su propia vida: tres de sus cuatro hijos murieron a los pocos meses de nacer; su mujer falleció siete años después de casarse; se arruinó unos años más tarde, etc... Nadie mejor que Rembrandt habría entendido lo importante que es buscar el "verdadero tesoro", Jesucristo... y si realmente creemos que el tesoro no tiene precio, entonces el valor de todo lo demás que poseemos es insignificante en comparación.

Compartir esta lectura del Evangelio

¿Te ha gustado esta lectura del Evangelio y la reflexión sobre el arte?

Participa en el debate sobre esta obra de arte y la lectura del Evangelio

Notify of
0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments

Lecturas relacionadas con Mateo 13: 44-46

21 de julio de 2022

Mateo 13:10-17

Pero felices son tus ojos porque ven, tu ...

26 de julio de 2020

Mateo 13:44-46

El reino de los cielos es como un tesoro escondido en...

30 de julio de 2019

Mateo 13: 36-43

La cosecha es el fin del mundo

27 de julio de 2022

Mateo 13:44-46

El reino de los cielos es como un tesoro escondido en...

Únase a nuestra comunidad

Además de recibir nuestra Lectura Diaria del Evangelio y la Reflexión sobre el Arte, el registro de una membresía gratuita le permite: 

La misión de Arte Cristiano es ofrecer una lectura diaria del Evangelio emparejada con una obra de arte relacionada y una breve reflexión. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a acercarse a Dios a través del magnífico maridaje entre el arte y la fe cristiana.

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Únase a las más de 40.000 personas que reciben diariamente nuestra Lectura del Evangelio y Reflexión Artística

Ir al contenido