Retrato de Cristo,
Arte en sal por Rob Ferrel,
Ejecutado en 2016,
Sal en la mesa de madera
© Rob Ferell artista

Retrato de Cristo,
Arte en sal por Rob Ferrel,
Ejecutado en 2016,
Sal en la mesa de madera
© Rob Ferell artista

Evangelio del 9 de febrero de 2020

Eres la sal de la tierra

Mateo 5:13-16

Jesús dijo a sus discípulos: 'Eres la sal de la tierra. Pero si la sal se vuelve insípida, ¿qué puede hacer que vuelva a ser salada? No sirve para nada, y sólo puede ser arrojada para ser pisoteada por los hombres.

Tú eres la luz del mundo. Una ciudad construida en lo alto de una colina no puede esconderse. Nadie enciende una lámpara para ponerla debajo de una tina; la ponen en el candelabro, donde brilla para todos en la casa. Así debe brillar vuestra luz a los ojos de los hombres, para que, viendo vuestras buenas obras, alaben a vuestro Padre que está en los cielos".

Reflexión sobre la obra de arte de la sal

Jesús les dice a sus discípulos hoy que ellos son el 'la sal de la tierra'. ¿Por qué utilizaría esas palabras? La sal era muy valiosa en el mundo antiguo: los griegos pensaban que contenía algo relacionado con lo divino; y los romanos a veces pagaban a sus soldados con sal. Los romanos incluso decían que cuando un soldado no cumplía con sus obligaciones "no valía su sal".

Para mí hay dos razones por las que Jesús utilizó la analogía de la sal para sus discípulos y también para nosotros. La sal tiene dos cualidades principales: conserva y da sabor. La sal conserva y, por lo tanto, estamos llamados como cristianos a ayudar a preservar lo que es bueno en la cultura; a preservar la naturaleza, la creación de Dios que nos rodea; a preservar la integridad, etc... La sal debe estar en contacto, sin embargo, con la carne o el pescado para poder conservar. Así que debemos estar en contacto con la cultura que nos rodea para preservar lo bueno que está presente en esa cultura.

La sal también da sabor. Como cristianos, podemos aportar el sabor distintivo de los valores de Dios a todo lo que hacemos en la vida. De este modo, podemos hacer que la vida sea más sabrosa, más emocionante, más colorida y alegre. Como en todo lo que nos enseña Jesús, nuestra "sal" no está sólo en el testimonio de las palabras que pronunciamos, sino también en el testimonio de nuestros actos.

En 2016 hubo un furor por crear arte con sal de mesa, el llamado 'Salt Art'. Internet hizo furor con esta tendencia artística. Nuestra obra aquí es del artista de origen mexicano Rob Ferrel (ilustrado aquí con su obra), que se convirtió en uno de los artistas más prolíficos de Salt Art. Este arte no se puede vender. Se hace y cuando se comparte en Internet, vuelve a desaparecer en una lata de sal. Arte momentáneo creado en un momento fugaz, pero perpetuado a través de Internet... Sal de la tierra para crear bellas imágenes y evangelizar en línea...

Compartir esta lectura del Evangelio

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Compartir en email

**Debes estar conectado para dejar comentarios.

Lecturas relacionadas con Mateo 5:13-16

9 de junio de 2020

Mateo 5:13-16

Eres la sal de la tierra

15 de junio de 2020

Mateo 5:38-42

No ofrezcas resistencia al malvado

6 de marzo de 2020

Mateo 5:20-26

Cualquiera que esté enojado con su hermano responderá...

11 de junio de 2019

Mateo 5: 13-16

Tu luz debe brillar

Únase a nuestra comunidad

Además de recibir nuestra Lectura Diaria del Evangelio y la Reflexión sobre el Arte, el registro de una membresía gratuita le permite: 

La misión de Arte Cristiano es ofrecer una lectura diaria del Evangelio emparejada con una obra de arte relacionada y una breve reflexión. Nuestro objetivo es ayudar a las personas a acercarse a Dios a través del magnífico maridaje entre el arte y la fe cristiana.

CONÉCTATE CON NOSOTROS

Únase a las más de 40.000 personas que reciben diariamente nuestra Lectura del Evangelio y Reflexión Artística

>
Ir al contenido